Copernicus es el programa de la Unión Europea de observación y monitorización de la Tierra, que analiza el planeta y su medio ambiente en beneficio de los ciudadanos europeos y del resto del mundo. El programa proporciona datos de manera operacional y servicios de información de forma gratuita sobre numerosas áreas de aplicación, gracias a una gran variedad de tecnologías, que van desde los satélites en el espacio a los sistemas de medición en tierra, mar y aire. Desde inicios del 2017 tenemos el honor de representar a Copernicus en Argentina, Latam y ayudar a expandir sus servicios a diversas instituciones, empresas y emprendedores.

El programa Copernicus se apoya en una familia de satélites llamados Sentinel, propiedad de la Unión Europea y desarrollados

para satisfacer las necesidades de los servicios de Copernicus y de sus usuarios. Desde el lanzamiento del primer satélite en 2014 (Sentinel-1A), la Unión Europea puso en marcha un proceso mediante el cual se pondrá en órbita una constelación de más de una docena de satélites en los próximos diez años. Los satélites Sentinel suponen una fuente constante e independiente de datos de alta calidad para los servicios Copernicus.
Copernicus también se apoya en infraestructuras espaciales ya existentes conocidas como “misiones participantes”: satélites operados por la ESA, por la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT 6), por los Estados miembros de la Unión Europea, y por terceros países y proveedores comerciales. Estas misiones han proporcionado datos satelitales para el programa desde sus inicios y continuarán haciéndolo, en particular cuando se requieran datos de muy alta resolución, como es en el caso de la gestión de situaciones de emergencia o de seguridad.

SERVICIOS COPERNICUS: CONVERTIR LOS DATOS EN INFORMACIÓN

Los servicios Copernicus transforman los datos de satélites e in situ en información de valor añadido gracias al procesamiento y el análisis de los mismos, a su integración con otras fuentes, y a la validación de los resultados. Las series de datos que se remontan años y décadas atrás se pueden consultar y comparar, lo que garantiza el seguimiento y la detección de cambios en las tendencias. Se examinan los patrones y se utilizan para obtener mejores previsiones, por ejemplo, del océano y de la atmósfera. Asimismo, se producen mapas a partir de imágenes de satélite, se identifican los aspectos característicos y los anómalos, y se extrae la información estadística. Estas actividades de valor añadido se han organizado en torno a seis ejes temáticos de servicios Copernicus:
Vigilancia Atmosférica:El Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copernicus (CAMS) proporciona datos e información continua sobre la composición atmosférica. El servicio describe la situación actual, pronostica la situación con unos días de antelación y analiza de forma consistente los registros de datos retrospectivos de los últimos años. El servicio de monitoreo de la atmósfera Copernicus soporta muchas aplicaciones en una variedad de dominios incluyendo salud, monitoreo ambiental, energías renovables, meteorología y climatología.
Vigilancia medio ambiental marina:El Servicio de Vigilancia del Medio Marino de Copernicus (CMEMS) proporciona información de referencia regular y sistemática sobre el estado físico, la variabilidad y la dinámica de los ecosistemas marinos y marinos para el océano global y los mares regionales europeos. Las observaciones y previsiones producidas por el servicio prestan apoyo a todas las aplicaciones marinas.
Vigilancia terrestre: El servicio de monitoreo de la tierra de Copernicus proporciona información geográfica sobre la cobertura de la tierra y sobre variables relacionadas, por ejemplo, el estado de la vegetación o el ciclo del agua. Apoya las aplicaciones en una variedad de dominios como la ordenación y distribución del territorio, el monitoreo forestal, la gestión del agua, la agricultura y la seguridad alimentaria, etc.
Cambio climático: Responde a los desafíos ambientales y sociales asociados con los cambios climáticos inducidos por el ser humano.  El servicio da acceso a información para monitorear y predecir el cambio climático y, por lo tanto, ayudar a apoyar la adaptación y la mitigación del mismo. Se beneficia de una red sostenida de observaciones in situ y por satélite, un nuevo análisis del clima de la Tierra y escenarios de modelización, basados ​​en una variedad de proyecciones climáticas.  El servicio proporciona acceso a varios indicadores climáticos (por ejemplo, aumento de la temperatura, aumento del nivel del mar, deshielo de la capa de hielo, calentamiento del océano) e índices climáticos (por ejemplo, basados ​​en registros de temperatura, precipitación, sequía) y los impactos climáticos esperados.
Servicio de emergencias: El servicio de gestión de emergencias Copernicus (Copernicus EMS) proporciona a todos los actores involucrados en el manejo de desastres naturales, situaciones de emergencia hechas por el hombre y crisis humanitarias con información geoespacial oportuna y precisa derivada de la teledetección satelital y completada por in situ o abierto fuentes de datos. Copernicus EMS consiste en un componente de mapeo y un componente de alerta temprana.
Seguridad: El servicio de Copernicus para aplicaciones de seguridad tiene como objetivo apoyar las políticas de la Unión Europea proporcionando información en respuesta a los desafíos de seguridad de Europa. Mejora la prevención de crisis, la preparación y la respuesta en tres áreas clave: Vigilancia fronteriza, vigilancia marítima y apoyo a la acción exterior de la UE.

Para actividades relacionadas a copernicus:

Si desea información extra, alguna charla o taller sobre copernicus, la manera de accesar a los datos, o realizar una actividad relacionada en su organización, escríbamos a [email protected] o contáctenos mediante el formulario.